Gran parte de las conductas machistas o no igualitarias que exhiben algunos adolescentes y jóvenes no están aún fijadas como parte de su identidad masculina. Desde la prevención abogamos por la responsabilidad de cambiar, de buscar soluciones para construir una identidad de género que permita el desarrollo de todo el potencial de la persona, sin los condicionamientos y/o determinantes de su sexo; se trata de flexibilizar los roles de género de tal manera que se permitan distintas formas de ser hombre sin tener que limitarse a la tradicional.

Leer el artículo completo