Podemos considerar el estrés como una respuesta ante una circunstancia determinada, debido a la relación particular que se establece entre la persona y su entorno. La persona evalúa dicha circunstancia (que llamamos estresor) como amenazante o desbordante de sus recursos y que pone en peligro su bienestar personal.

O también lo podemos definir como un síndrome que se explica por la interacción de tres elementos: ambiente, pensamientos negativos y respuestas físicas. Esta interacción da lugar a tres tipos o categorías de emociones: ansiedad, depresión e ira.

Leer el artículo completo sobre EL ESTRÉS