En el desamor hay sensación de muerte. Se advierte la muerte de algo que concluye, de algo que existía en nuestra fantasía o en la realidad de nuestra vida.

Implica el duelo que conlleva toda situación de muerte. Hay un duelo que hacer, un dolor por la pérdida, una despedida pendiente.

Cuanto mayor ha sido el vínculo amoroso, más intenso será el dolor, ya que la persona amada ha formado parte de nosotros mismos, de nuestro mundo, a la vez que nosotros del suyo.

Las razones por las que alguien decide romper la relación amorosa de pareja o el vínculo establecido no importan demasiado. Comprendámoslas o no, sean razonables o absurdas, estemos o no de acuerdo, responden al deseo de partir de la persona, y es una realidad que hemos de aceptar.

Leer el artículo completo