Ansiedad excesiva, que supera a lo esperado para el nivel de desarrollo del niño/a, relacionada con la separación de las personas a las que se siente afectivamente unido.

Es necesario por lo menos una duración de 4 semanas, empezar antes de los 18 años y los síntomas deben causar un deterioro significativo en la vida social del niño.

Consejos y Orientaciones a los Padres (leer el artículo completo)