Tfno.: 987 40 13 10 | Móvil: 696 20 43 60

Coaching

QUÉ ES EL COACHING

El coaching es una disciplina que nos acerca al logro de objetivos permitiéndonos desarrollarnos personal y profesionalmente. Su práctica es aconsejable para todas las personas que deseen obtener mejores rendimientos en aspectos tanto personales como profesionales.

DIFERENCIA ENTRE LA PSICOLOGÍA Y EL COACHING

La psicología es una ciencia aplicada, mientras que el coaching es una disciplina técnica que ha sido elaborada como una especie de metodología estratégica. De una forma general se diferencia de la psicología no por sus contenidos, sino por su condición técnica y su enfoque particular. El coaching por tanto, tiene mucho que ver con la psicología.

La Psicología es la ciencia que estudia la estructura y las funciones de la mente humana, las leyes que la rigen, y sus procesos de desarrollo, en sus dimensiones conativa, intelectual, afectiva, conductual, neurofisiológica y bioquímica, tanto en su manifestación interna como en su expresión psicosocial y sociocultural, ya sea en sus aspectos conscientes, inconscientes, sanos, patológicos, sociales, evolutivos, educativos o laborales.

Entonces, el coaching no es psicopatología, porque no trata a personas con trastornos reconocidos y explícitamente diagnosticados, pero el coaching sí es psicología, ineludiblemente, porque su objeto simple y concreto de aplicación es el psiquismo humano, en sus niveles cognitivo, afectivo y conductual, porque promueve aprendizajes y desarrollo de nuevas habilidades dentro de estas dimensiones de la mente humana, y en sus proyecciones al ámbito social, laboral y personal.

El coaching busca la adquisición, entrenamiento y desarrollo de habilidades para lograr propósitos específicos de manera que las personas alcancen mejores rendimientos; personas normales (sin patología), que quieren ser mejores.

PSICÓLOGO-COACH

El psicólogo-coach es un facilitador: acompaña a la persona en su proceso de crecimiento y desarrollo proporcionándole las herramientas precisas y enseñándole su uso, con el objetivo de alcanzar metas o desarrollar habilidades específicas.

“Si tu mente está llena de conocimiento, estás siempre preparado para nada. Si está abierta, como la de los principiantes, estás disponible para todo. En la mente de los principiantes están las mayores posibilidades; en la mente de los expertos hay pocas”. S. Suzuki

“La responsabilidad más importante de cualquiera que intente dirigir lo que sea, es gestionarse a sí mismo como persona.” Dee Hook

El Coaching Ontológico implica una dinámica de transformación mediante la cual las personas y organizaciones revisan, desarrollan y optimizan sus formas de estar siendo en el mundo.

En un proceso de Coaching Ontológico el crecimiento ocurre en el dominio del Ser, a través de un aprendizaje transformacional que cuestiona, con respeto, los modos tradicionales de percibir e interpretar. En este proceso se aprende a operar con mayor creatividad, protagonismo y proactividad, generando competencias emocionales, del hacer, del pensar y de la comunicación.

El Coaching Ontológico es un proceso fundamentalmente liberador del sufrimiento y de las creencias condicionantes que nos limitan. Nos conecta con nuestros recursos y con nuestra capacidad de intervenir, logrando mayor bienestar y efectividad en el logro de las metas que nos importan.

El Coaching Ontológico se orienta al logro de resultados extraordinarios, con efectividad y bienestar. Sin embargo, el foco del Coaching Ontológico es la persona, el ser humano, y no el resultado o el efecto.

Al concentrarse en el ser, la persona se vuelve mucho más flexible para modificar su hacer (y como consecuencia su obtener). Y entonces podemos preguntarnos ¿en qué ámbitos de mi vida no estoy siendo consciente de una posibilidad de aprendizaje? ¿en qué áreas que aún no estoy viendo puedo mejorar, aprender nuevas posibilidades?

El aprendizaje y la creatividad son las herramientas fundamentales del Coaching Ontológico. Aprender para hacer. Ser creativos para poder cumplir con una de las tareas más importantes de todos los seres humanos: diseñar nuestra propia vida. Tenemos la posibilidad de crear nuestro propio destino, para no culpar a otros por lo que dejamos de hacer o por lo que hagamos mal.

La METÁFORA DEL CARRUAJE puede ayudar a comprender cómo es un proceso de Coaching Ontológico.

El Coaching ayuda a las personas principalmente a:

  1. Clarificar lo que realmente desean. En ocasiones las personas no están satisfechas con algún aspecto de su vida o no obtienen los resultados deseados.
  1. Identificar los pasos a seguir para lograr lo que desean.Cuando la persona sabe exactamente lo que quiere pero no sabe cómo lograrlo, el psicólogo-coach ayuda a explorar, evaluar, valorar y ordenar nuevas opciones para elegir las mejores y construir un plan de acción.

En el ámbito personal se utiliza para:

  • Gestión emocional.
  • Cambio de hábitos.
  • Mejorar la comunicación y las relaciones personales.
  • Equilibrar la vida personal y laboral.
  • Clarificar metas vitales.

En el ámbito profesional se utiliza en general para:

  • Mejorar el desempeño.
  • Lograr objetivos, aumentar la efectividad operativa.
  • Formar equipos de alto rendimiento
  • Aumentar la cohesión interna
  • Mejorar la relación con clientes y proveedores
  • Desarrollar las habilidades personales como liderazgo, motivación, comunicación, gestión del tiempo, etc.
  • Lograr objetivos y metas personales, familiares, profesionales y sociales.
  • Identificar tu propósito, misión, valores y motivación personal.
  • Desarrollar nuevas competencias y actitudes.
  • Autoconocimiento, evolución y superación personal.
  • Prever y superar adversidades.
  • Empoderamiento, autoestima sana.
  • Equilibrar las áreas de la vida.
  • Fortalecer el auto-liderazgo.

Es necesario que la persona, también llamada “coachee”, tenga conciencia, autocreencia y responsabilidad.

Conciencia: el coachee ha de saber qué es lo que le pasa, cuál es el estado actual en el que se encuentra y cuál el objetivo al que quiere dirigirse; ha de ser capaz de investigar los obstáculos que le impiden avanzar y ha de poder identificar las herramientas que le pueden ayudar a alcanzar sus metas.

En el caso que una persona no sea consciente de lo que le ocurre, la técnica del Coaching no es apropiada, y, dependiendo del caso, lo más probable es que se le aconseje hacer terapia, ya que puede ser la señal de un problema psicológico.

Autocreencia: se refiere a la capacidad de creer que podemos conseguir lo que nos proponemos, que tenemos control sobre nuestras acciones. Creer en nosotros nos da la fuerza interior que nos permite mantenernos en el camino que hemos decidido a pesar de las dificultades.

Si un coachee no se cree capaz de lograr su objetivo, ha de plantearse que quizá esté padeciendo un problema psicológico, y que lo que necesita primero es hacer terapia.

Responsabilidad: es la capacidad de dar cuenta de nuestros actos. Cuando aceptamos, elegimos o asumimos la responsabilidad de nuestros pensamientos y acciones, nuestro compromiso con ellos aumenta, y también nuestro desempeño. Es indispensable para llevar a cabo las acciones necesarias para lograr los objetivos de un modo satisfactorio y efectivo.

Un coachee con conciencia, autocreencia y responsabilidad dispone de la actitud adecuada para aprender, crecer y acercarse a sus objetivos/metas con la ayuda del Coaching.

BIERZO PSICOLOGÍA

ANA Mª FERNÁNDEZ GONZÁLEZ
Colegiada nº CL-266
Nº Registro Sanitario: 24-C22-0098
987 40 13 10 / 696 20 43 60

Podemos ayudarte

La experiencia nos ha demostrado que muchas personas, en algún momento de su vida, necesitan ayuda profesional para afrontar situaciones críticas. La ansiedad, estrés, fobias o diversos trastornos de conducta pueden superarse.